PAPEL SERPIENTE - Javier Tenías - Relatos y poemas



































Un libro de relatos seguido de un poemario, de Javier Tenías. Libro descatalogado editado en 1998 del cual conservamos ejemplares en nuestro fondo.
Precio 10 euros + gastos de envío.
Pedidos y reservas: edicionesdispares@gmail.com
en facebook: Ediciones Dispares

Extracto:

Ahora estamos mejor


Mi padre llegó un día a casa con una rata enorme, la traía sujetándola por el rabo, cabeza abajo y viva. La rata no se movía pero sé que estaba viva porque tenía los ojos abiertos, medía alrededor de un metro y medio y calculé que pesaría unos noventa kilos. Tengo que decir que mi primera reacción al verla (las uñas parecían navajas) fue asustarme y meterme rápidamente bajo la cama con las manos cubriéndome la cabeza. Mis hermanos también se asustaron, pero todos no cabíamos debajo de la cama, así que tuvimos que salir y enfrentarnos al peligro. Menos mal que la rata era inofensiva, creo que incluso nos sonrió cuando nos vio con las caras de susto. Mi padre nos dijo que seguramente tendría más miedo ella que nosotros. Le preguntamos qué era y papá nos dijo que era una especie rara y que quedaban pocas como ella, que se utilizaban en algunos países como animales de compañía y que una vez que estaban bien adiestrados podían llegar a realizar muchísimas funciones útiles. Todos nos pusimos muy contentos pero entonces mi madre llegó a casa y nada más ver al animal se puso a gritar como una loca y a decir que no quería bichos en su casa y que lo echáramos inmediatamente (mi madre siempre gritaba y protestaba y mi papá le decía que era lo que mejor sabía hacer). Pero mi padre dijo que no, que la había traído él, que le había costado mucho dinero y que, además, era muy útil. Nosotros dijimos que queríamos que se quedara porque no le teníamos miedo y porque papá había dicho que iba a sernos muy útil. Pero mi madre seguía gritando y se tiraba de los pelos y mi papá la levantó y se la cargó a la espalda y la llevó muy lejos. Y así es como no hemos vuelto a ver a mi madre. La rata es muy útil, mi papá tenía razón; hace la comida y nos rasca en la espalda, nos baña y acuna a mis hermanos. Mi papá le dice cariño y qué presumida eres, ratita mía.

***